¿El sistema de salud está dejando atrás a los latinos?

Sistema de salud

Si has vivido en Estados Unidos durante los últimos 5, 10 o 20 años, sabrás que el sistema de salud está dejando atrás a nosotros los latinos.

 

Algo incomprensible, pero es verdad.

 

En realidad, es algo fuera de control y se tiene que hacer algo al respecto y entre más rápido mucho mejor.

 

Aquí está el porqué. 

 

En estos momentos, la comunidad hispana en Estados Unidos somos alrededor de 45 a 50 millones de personas, el cual representa casi el 14% de la población de este país. Lo serio del caso es que estos números se estiman de crecer en un 20% para el año 2050. 

 

Ahora, nuestra pregunta es…

 

Si en estos momentos, la comunidad Hispana tiene problemas de accesibilidad con el sistema de salud.  Ahora, por un momento pensemos cómo será el problema en el año 2050.

 

Sinceramente, será algo caótico.

 

Por un instante, imagínese si está creciente de Hispanos evitará ir al médico por los mismo problemas que tenemos en estos momentos y en lugar de buscar atención preventiva, solo buscaran tratamiento de emergencia como último recurso.

 

 

Si me preguntas, esto es un pensamiento aterrador en camino a convertirse en realidad si no se soluciona pronto.

 

Vamos a ir mas a profundo sobre esta problematica.

 

Actualmente, nosotros los Hispanos tenemos más probabilidades de enfermarnos y sufrir enfermedades crónicas que un estadounidense promedio. 

 

Somos más propensos a tener obesidad, desarrollar diabetes y tener presión arterial alta, entre otras enfermedades. 

 

Algo triste, es que con todos estos casos de enfermedades. 

 

También, somos la comunidad menos propensas a buscar tratamiento cuando lo necesitamos. Lo que complica las cosas aún más y plantea un serio desafío por razones obvias. 

 

 

Si te estás preguntando, cuáles serían estas consecuencias aquí están dos de las más importantes. 

 

  • La costosa consecuencia a nuestra comunidad por condiciones de salud ignoradas durante mucho tiempo.

 

  • Un colapso mucho más grave del sistema de salud.

 

Obviamente, los puntos que comentamos anteriormente no son los únicos a los que nos enfrentamos como Hispanos en momentos de enfermedad aquí en Estados Unidos.

 

A continuación, te nombramos los tres puntos en que nosotros los hispanos tenemos malas experiencias en el sistema de salud.

 

Las barreras económicas y lingüísticas de los hispanos

 

La verdad este punto es un poco complicado, pero lo que se sabe al respecto es lo siguiente.

 

Nosotros los latinos, ya sea por falta de acceso o falta de deseo de participar en el sistema de salud con prácticas de prevención de enfermedades, tenemos menos probabilidades de estar en una sala de espera para visitar un médico. 

 

Estudios más a fondo, calcula que un cuarto de la población de hispanos en Estados Unidos carece de un médico primario y la mitad no ha visitado a un médico en por lo menos un año, siguiendo con un tercio de ellos no tiene un seguro médico.

 

Algo un poco triste.

 

Pero, todo esto se debe a que más o menos la cuarta parte de hispanos son indocumentados y temen exponer su estatus migratorio.

 

Algo que podemos entender muy bien.

 

Dado el caso, que el fundador de Unividoc pasó un largo tiempo indocumentado y le negaron servicios médicos en momentos críticos de salud.

 

Aquí puedes leer un poco sobre la historia de Unividoc.

 

Siguiendo con nuestros puntos.

 

El otro problema, es el factor del idioma, el cual como comunidad nos empuja a no pedir ayuda médica cuando realmente la necesitamos.

 

También toca recalcar, que para otros simplemente no entienden cómo funciona el sistema de salud o el costo que trae consultar un médico los detiene. 

 

Todos estos puntos son muy validos y realmente si son uno problemas muy graves que nosotros los inmigrantes Hispanos experimentamos.

 

Algo que se tiene que tener en cuenta es lo siguiente.

 

La aprehensión es más profunda que el idioma, los ingresos, la educación o el acceso a un seguro médico. 

 

De hecho, hay estudios del “Centro Hispano Pew” que descubrió que la mitad de los hispanos que evitaban la atención médica tenían un título de secundaria y casi la mitad tenía seguro médico.

 

Lo que nos lleva a experimentar y comentar sobre el otro problema. “El factor cultural”.

 

Desconfianza cultural de los hispanos

 

La aprehensión de nosotros los Hispanos por la atención en el sistema de salud no se puede vincular simplemente a una sola creencia cultural. En realidad, hay muchas razones que contribuyen a este aspecto.

 

Uno de los grandes factores que contribuye a esto es la desconexión que existe entre los médicos y los pacientes de una manera tradicional como en nuestros países. En otras palabras, no la sentimos acogedora y por lo tanto es muy desconcertante.

 

Por lo tanto, se crea un abismo entre los médicos y pacientes que termina empujando al paciente a buscar otras prácticas más cómodas para ellos,  como la medicina alternativa.

 

Esto convirtiéndose, en unas de las formas preferidas en que los hispanos buscan sanar sus malestares. 

 

La verdad, más del 45% de los Hispanos dependen de remedios caseros y el 72% informa que nunca consume medicamentos prescritos. 

 

Pero si bien estos remedios alternativos puede que no sean incorrectos, evitar la atención por el sistema de salud convencional hace que sea difícil para las personas identificar malestares graves que se pueden convertir en crónicos que se diagnostican un poco tarde. 

 

Finalmente, otra de las razones por las que nosotros los hispanos tenemos  aprehensión a la atención médica es nada más y menos que el orgullo.

Si lo leíste bien.

 

El orgullo,  nos empuja a evitar buscar servicios de salud a menos de que nuestra condición sea grave, lo cual es una razón principal por la cual tendemos a tener más probabilidades que otras razas en Estados Unidos a visitar la sala de emergencias. 

 

En palabras más directas.

 

Nosotros los Hispanos esperamos a buscar servicios médicos hasta cuando no hay otra opción y es demasiado tarde.

Construyendo competencia cultural entre hispanos

 

Un buen punto para recalcar en este tema, es el siguiente. El sistema de salud, sean hospitales, pequeñas clínicas y otras deberían enfocarse en persuadir de una mejor forma  a nosotros los hispanos para acudir más a menudo a visitar a un médico.

 

Necesitan comprender a nuestra comunidad y ser culturalmente conscientes de los prejuicios para mejorar la comunicación y la coordinación de esta misma atención. 

 

Además de comprender las necesidades culturales que deben satisfacerse para tratar a un Hispano de manera íntegra, estos profesionales médicos también deben familiarizarse con los recursos disponibles para remitir a sus pacientes cuando no hay recursos en español y que no se acomodan a los que como comunidad estamos buscando. 

 

Al mismo tiempo, con un tratamiento que siga nuestra cultura, esta pared que construimos hacia el sistema de salud americano o médicos se podrá derrumbar y en última instancia, mejorar los resultados de salud para nuestra comunidad.

 

En Unividoc, esta es una de nuestras misiones. 

 

Nos enfocamos en proveer, una experiencia más amigable diseñada solo para nosotros los Hispanos con el objetivo de brindar “calma y tranquilidad” a sus vidas en momentos críticos de salud.

 




Conclusión

Sinceramente, creemos que la mejor manera de empezar a brindar un cambio en el sistema de salud para ayudar a nuestra comunidad hispana es comenzar creando algo que ellos sientan que es para ellos. 

 

Algo que se acomode 100% a sus necesidades. 

 

Obviamente, empezando en español y siguiendo los requisitos culturales necesarios para incrementar su participación en el sistema de salud.  

 

Finalmente. Te damos las gracias por tomar el tiempo de leer esta nota y si crees que puedes aportar más información sobre el tema.

 

 

Por favor, no dudes en comunicarte con nosotros para así actualizar y crear mejor contenido sobre el tema e informar a nuestra comunidad.

 

 

 

 

Doctores virtuales para nuestra familia

Somos Unividoc, la plataforma telemedicina que conecta médicos y pacientes en nuestro idioma y cultura.